viernes, 27 de julio de 2012

Termas de Catillo





Así describía la revista En Viaje de 1945 las bondades de las temas de Catillo.

A 365 kilómetros de Santiago y a 26 kilómetros al noreste de Parral, provincia de Linares, se encuentran las Termas de Catillo, ocupando una suave planicie en los primeros contrafuertes de la Cordillera de los Andes, a la moderada altura de 350 metros, lo que significa una benéfica condición para los enfermos del corazón, ya que “preserva al músculo cardiaco contra inesperadas flaquezas”, según autorizada opinión médica.
El clima es suave y uniforme, sin que se adviertan cambios bruscos entre el día y la noche, siendo esta otra de las características que contribuyen eficazmente al bienestar del público.
La importancia medicinal de las aguas de Catillo, conocidas desde muy antiguo como unas de las de mayor eficacia del país, se evidencia día a día por el efecto que produce en el organismo, el que es apreciado por los pacientes a los pocos días de tratamiento y que llega hasta el completo restablecimiento de la salud por antigua y aguda que sea la dolencia. Solo se requiere para obtenerla, el aporte y cooperación del enfermo, en el sentido de seguir el método científico y someterse a la constancia que cada cual necesite.
Sabido es que el prócer de nuestra independencia, don Bernardo O´Higgins, encontró también en ellas alivio a sus dolencias reumáticas provenientes de su agitada existencia (del libro “El Ostracismo de O´Higgins”, de don Benjamín Vicuña Mackenna).
Jamás ha decaído su fama tan justamente merecida, pues año a año son verdaderas caravanas de público las que se agolpan a fin de obtener sus beneficios.



Estas termas están indicadas para las enfermedades que con mayor eficacia obran en el organismo, pueden citarse: todas las de origen interno y, muy especialmente del estomago, intestino, riñón, hígado, vesícula biliar, en todas sus manifestaciones y dolencias, reumatismo, ciática, lumbago, diabetes, neurosis, etc.

Aquí mostraremos algunos de los análisis de aguas que se hacían en esa época para certificar la calidad curativa de estas.

Muestra Nº 2 1491. Agua Mineral. Fuente vecina de la Nº 1. Inscripción 1490, fuente: “Los Ángeles”. Marzo de 1931.

Temperatura………………………………………31º

Caracteres físicos y químicos que permiten establecer su relación con la fuente “Los Ángeles”, inscrita en el Registro de las Aguas Minerales bajo el número 20, de fecha 12 de febrero de 1932.

Cloro……………………………………...Cl.  63,90
Extracto seco a 180º…………………...    382,00
Resistividad (Ohms) a  20º……………… 1.9544
Conductividad a 20º…………………….. % 1 X 10-4
Índice de refracción a 25º……………….. 1,3332

Metales y metaloides al estado de indicios. Br Y y Li.
Calificativo: Tipo igual a la fuente “Los Angeles”.
– Dr. P. Martínez
Jefe Oficina de Aguas Termales.
Dirección General de Sanidad.

Santiago, 6 de marzo de 1933.
Los análisis practicados en el laboratorio de la oficina respectiva de la Dirección General de Sanidad, en muestras de agua de las distintas fuentes de Catillo, transportadas, permiten encuadrarlas en el siguiente tipo de agua:
“Hipotónica oligometálica compleja sulfatada, clorurada-sódica, litinada, bromada, yodada, boratada y ligeramente arsenicada, con dosis regular de sílice.
Dr. P. Martínez
Jefe Oficina de Aguas Termales
Dirección General de Sanidad.

Radioactividad
Se han hecho determinaciones de radioactividad que las califican como “radioactivas”.
La temperatura de las distintas fuentes fluctúa entre 18 y 35º, esto es que hay algunas con temperatura próxima a la del cuerpo humano, por lo que se consideran “Hisotermales”.

DIPLOMAS Y PREMIOS DE HONOR
El más completo y verdadero merito de la virtud medicinal de las aguas de Catillo, es el más alto y honroso título obtenido en exposiciones de Europa, París en 1910 y en Londres en 1911, conquistando diplomas y medallas de oro de primera clase, compitiendo con 86 termas del orbe, incluso las de Vichy, en Francia.



Prestigiosos y muy conocidos médicos de nuestro país, entre otros los doctores: Profesor Ignacio Díaz Muñoz, Fernando Bravo E., Pablo Martens, Pedro N. Letelier y Pedro Martínez han prestado especial atención a las aguas de Catillo, haciendo observaciones en las mismas Termas y obteniendo los más halagadores resultados en sus importantes investigaciones.

El prestigio y auge de que gozan estas Termas se acrecienta cada vez más, por lo que se hace necesario recomendar al publico que necesita de verdadero descanso y especial atención, prefieran hacer su cura termal en los meses de septiembre a diciembre y de marzo adelante, como también asegurar con suficiente anticipación sus reservas, ya que desde enero a marzo hay gran afluencia de público.

Capacidad.
El establecimiento termal, que tiene capacidad para 300 personas, cuenta con confortables pabellones de material asísmico e incombustible, que reúnen todas las comodidades de la vida moderna.
Para personas de escasos recursos pecuniarios, también se consultan higiénicas y cómodas habitaciones a precios reducidos (¿será igual hoy día?......dudas).

Baños.
Funcionan en dos espaciosos pabellones con sus antesalas de reposo. Ubicados sobre las mismas fuentes surgentes e inmediatos a las edificaciones, lo que facilita la comodidad del baño diario sin el menor esfuerzo.

Servicio Médico.
La atención y orientación médica termal está a cargo de un competente profesional que dirige a los enfermos en la forma de obtener mayor provecho de la acción de las aguas. Por significar esta orientación el más completo beneficio a favor de los enfermos, se recomienda al público someterse a las indicaciones del médico, lo más exactamente posible.

Regímenes alimenticios.
Forman también parte de las indicaciones médicas a que hemos hecho referencia en el párrafo anterior. Se mantienen diversos regímenes para diferentes estados de los pacientes y entran en la tarifa ordinaria, salvo aquellos que requieran especial atención con servicio extra.

Correos, telégrafos y teléfonos.
Estos servicios se atienden en forma muy esmerada. Las Termas cuentan con Oficina de Correos y Telégrafos Comercial y del Estado y se atiende indistintamente por el del Estado.
Teléfono Nº 20, Parral.

Servicio religioso.
Hay servicio regular religioso, pudiéndose oír misa diariamente en la época de mayor afluencia de público.

Otros servicios.
Existen cachas de deportes, regatas, sala de lectura, juegos de salón, orquesta, bomba de bencina, peluquería, botica y Retén de Carabineros.
Juegos infantiles. Hay una atractiva plaza de juegos para niños, que ofrece condiciones de seguridad.
Bosques. El establecimiento está rodeado de hermosos bosques de pinos que son la delicia de los veraneantes por su agradable y saludable sombra y constituyen una de las más preciadas comodidades de los calurosos días de verano

Sitios de recreo.
Los aficionados a la equitación pueden hacer agradables excursiones, teniendo lindos alrededores y sitios de recreo. Se destacan los paseos a los cerros del Moño y del Auque, las Cascadas, y para los aficionados a la pesca, las riberas del Perquilauquen, muy poblada de salmones.

También estas Termas que eran visitadas por diferentes tipos de públicos recibiendo bastantes certificados de prestigio o reconocimiento, en donde elogiaban las cualidades de las aguas como también, de las mejorías experimentadas.
Entre muchos certificados, está el del señor J.M. Velasco Ibarra, Presidente de la República del Ecuador, de ese entonces:
“El efecto de las aguas termales de Catillo, ha sido mi total resurrección a la vida, al optimismo, al esfuerzo biológico. Los riñones funcionan perfectamente bien y la ictericia desapareció del todo”.
Santiago de Chile, 12 de febrero de 1944.

Movilización.
Los pasajeros que deseen ir a Catillo tienen a su disposición cualquiera de los trenes de pasajeros que se detienen en la estación de Parral. Aquellos que arriban a dicho punto en los trenes diurnos, pueden continuar inmediatamente a los baños en coches que esperan en la estación mencionada, si se ha dado aviso a la Administración de las Termas con alguna anticipación.
El viaje en auto se realiza en menos de una hora por buen camino.

Duración de la temporada.
Gracias al buen tiempo reinante en la zona, la temporada termal se prolonga algunos años hasta fines del mes de abril. Su iniciación es el mes de noviembre de cada año. Los propietarios de estas Termas estudian actualmente la posibilidad de mantener el establecimiento abierto durante todo el año, hecho que, sin duda, será recibido con viva complacencia por los numerosos concurrentes a tan privilegiado sitio de reposo y cura termal.


Por lo que se puede apreciar en la información, esta era una de las mejores Termas de la época. Ofrecía todo lo que podía estar al alcance en esos años. Lo más importante es que consideraba a las personas de estratos más bajos que aunque, me imagino, no tenia las mismas prerrogativas, podían asistir al centro termal como los demás.
Hoy este recinto cuenta con piscina, spa, restaurant y otras comodidades que me hacen pensar que varios estamos fuera ($) de poder disfrutar de esas aguas maravillas que curaban los males de nuestros abuelos………así no ma´poh…. (Chilenismo)


FOTOS ACTUALES
Pueblo de Catillo

Entrada  a las termas





No hay comentarios:

Publicar un comentario